Libros donados a la Biblioteca Central por la Embajada de Francia. III

Jost, François. El culto de la banal : de Duchamp a los reality shows.

Si la banalidad no tiene historia, en cambio el culto de lo banal aparece como una obsesión de los artistas y pensadores del siglo XX. De Duchamp y sus ready-made a Warhol, quien rompe la frontera entre arte y medios; de Perec y su infraordinario a los sociólogos de lo cotidiano Lefevre y Certeau, los íconos de la modernidad han sido los poetas de lo ordinario y lo cotidiano. Todos han reconocido en lo banal una virtud subversiva. Y a través del culto de lo banal, se trata de poner en tela de juicio las instituciones: la obra, el artista, el museo, pero también los grandes relatos y el autor.

Hoy, es el turno de que la televisión y sus reality shows magnifiquen lo banal. Pero ¿todavía tiene esta magnificación una virtud corrosiva?

**********************************************************************************************************

Almeida, Nicole d’ (coord.).  La opinión pública.    

El reconocimiento de la opinión pública es una característica clave de los sistemas democráticos. Constantemente invocada y medida hasta la saciedad – hasta el punto de constituir una verdadera industria en la que los gobiernos, los medios de comunicación y las empresas son los principales patrocinadores-, la opinión pública merece ser recuestionada. Esto es lo que se propone la presente recopilación: encontrar la esencia de la opinión pública y la dinámica colectiva más allá de la omnipresencia de las encuestas y sus técnicas; poner en perspectiva histórica y espacial los trabajos llevados a cabo sobre este tema y revisar los modos de interrelación de agendas políticas, sociales y mediáticas. (Nicole D´Almeida)

 

 

 

*******************************************************************************************************

Mercier, Arnaud (coord.).  La comunicación política.

    Las elites políticas se han adaptado a las exigencias del mundo audiovisual, contratando consejeros de comunicación, siguiendo cursos de preparación (media training) antes de su participación en los grandes programas televisados. Estas elites, además, adaptan su discurso a las exigencias del medio. Preparan “golpes de efecto” mediáticos o “pequeñas frases” que repetirán los periodistas. Se comprometen a estar más relajados, a seducir, a apelar más a las emociones que a la razón, a jugar la carta de lo espectacular, lo que a menudo empobrece el contenido del discurso. El estilo actual de la comunicación política no podría ser nunca igual al del pasado.

 

 

 

 

*******************************************************************************************************

Löwy, Michael.  Max Weber y las paradojas de la Modernidad.

       Pocos autores han captado la modernidad occidental con la misma agudeza que Max Weber: desencantamiento del mundo, racionalidad instrumental, dominio racional/burocrático, diferenciación de esferas, politeísmo de los valores. Dejó una profunda huella en los debates históricos, sociológicos, epistemológicos y filosóficos del siglo XX, suscitando controversias, interpretaciones y reinterpretaciones. Lo que no quiere decir que su obra no sea de un gran rigor y coherencia: simplemente, por su riqueza, su sutileza, su metodología compleja, pero también por su ambivalencia frente a las manifestaciones centrales de la modernidad (el Estado burocrático, la economía capitalista), se presta a lecturas diferentes, si no opuestas.

Esta selección interdisciplinaria incluye ensayos de reconocidos especialistas de la obra de Weber: Michael Löwy, Catherine Colliot-Thélène, Manfred Gangl, Gérard Raulet, Enzo Traverso y Eduardo Weisz, que abordan diferentes aspectos de la relación de Max Weber con la modernidad y sus paradojas.

**********************************************************************************************************

Copi. Teatro 2.

         Lo que le preocupaba a Copi era aprovechar las arenas movedizas del derrumbe de las categorías trascendentales y la aparición de nuevos sujetos sociales, dos circunstancias decisivas en la década del setenta (es decir: post 68), para proponer una antropología y una soberanía nuevas. Ese dispositivo era para Copi el teatro. Y es algo que recorre toda su obra bajo la forma de la apropiación lingüística:

“He preferido –dice Copi– colocarme en el no man’s land de mis ensoñaciones habituales, hechas de frases en lengua italiana, francesa y de sus homólogas brasileña y argentina, entrecortadas con interjecciones castellanas, según la sucesión de escenas que mi memoria presenta a mi imaginación”.

Daniel Link

 

 

 

***********************************************************************************************************

Perec, Georges. Nací : textos de la memoria y el olvido.

     En líneas generales, sé cómo me he convertido en escritor. Lo que no sé precisamente es por qué razón. ¿Realmente tenía necesidad de alinear palabras y frases para existir? ¿Me bastaba con ser el autor de algunos libros para ser? […] ¿Tenía yo, pues, algo particular que decir? Pero ¿qué es lo que dicho? ¿Qué es lo que se trata de decir? ¿Decir que uno es? ¿Decir que uno escribe? ¿Decir que uno es un escritor? ¿Una necesidad de comunicar qué? ¿Necesidad de comunicar que se tiene necesidad de comunicar? ¿Qué se está comunicando? La escritura dice que ella está ahí, y nada más, y aquí estamos de nuevo en ese palacio de espejos en que las palabras se remiten unas a otras, reflejándose hasta el infinito sin encontrar nunca nada más que su sombra.

********************************************************************************************************

Foucault, Michel. La inquietud por la verdad.

            En La inquietud por la verdad, Michel Foucault se revela como un gran experimentador, pues no reclama para sí la solemnidad del intelectual sino la pasión del investigador que no conoce de antemano los resultados de su trabajo.

Nos encontramos, aquí, con un Foucault en primera persona, que reflexiona en voz alta sobre su manera de recortar un objeto de estudio y de forjar un método de análisis en cada proyecto; sobre su vínculo con el Partido Comunista y Louis Althusser; sobre sus largas estadías en el exterior (Suecia, Polonia, Túnez) en momentos significativos, como la guerra de Argelia y Mayo del 68; sobre las marcas que esas experiencias (la sociedad sueca hipermedicalizada, el encierro en Polonia, las revueltas en Túnez) dejaron en su obra y en su concepción de las luchas políticas; sobre su relación con el estructuralismo para articular una concepción de sujeto al margen de Descartes y de la fenomenología; sobre la homosexualidad en la Antigüedad griega y en las sociedades europeas modernas; sobre la condición gay más allá o más acá de la reivindicación de un derecho.

Los textos que integran este volumen, inéditos en español o casi inaccesibles, son claves para vislumbrar el sentido que Foucault atribuía a su pensamiento y al modo en que sus libros eran leídos y recibidos. Y resultan esclarecedores, en particular, para entender cómo fue definiéndose el proyecto de lo que sería la Historia de la sexualidad: el recorrido que llevó a Foucault del problema de la biopolítica al de la confesión, del análisis del poder y el saber al estudio de las relaciones entre las prácticas de gobierno, de sí mismo y de los otros, y los modos de decir la verdad. Al igual que en El poder, una bestia magnífica, la soltura coloquial del autores el mejor modo de acceder al laboratorio donde se gestan, y mutan, sus ideas y sus inquietudes.

**********************************************************************************************************

Rosanvallon, Pierre. La sociedad de iguales.

         Hoy vivimos una verdadera contrarrevolución. Desde la década de 1980, en efecto, los más ricos no dejaron de incrementar su porción de los ingresos y los patrimonios, invirtiendo la anterior tendencia secular a la reducción de las brechas de riqueza.

Los factores económicos y sociales que engendraron esta situación son bien conocidos. Pero el deterioro de la idea de igualdad también desempeñó un papel crucial al conducir insidiosamente a deslegitimar el impuesto y las acciones de redistribución. Por otro lado, la denuncia de desigualdades experimentadas como inaceptables linda hoy con una forma de resignación y un sentimiento de impotencia. Por consiguiente, no hay nada más urgente que refundar la idea de igualdad para salir de los atolladeros de nuestro tiempo.

El libro contribuye a esta empresa de una doble manera. Al rehacer la historia de los dos siglos de debates y de luchas sobre la cuestión, en primer lugar ilumina de una manera inédita la situación actual. Luego, elabora una filosofía de la igualdad como relación social que permite ir más allá de las teorías de la justicia que, de John Rawls a Amartya Sen, dominaron hasta el momento la reflexión contemporánea. Y muestra que la reconstrucción de una sociedad fundada en los principios de singularidad, de reciprocidad y de comunalidad es la condición de una solidaridad más activa.

********************************************************************************************************

Mairesse, François. El museo híbrido.

Como actores clave del mundo de la cultura, los museos nunca han tenido un vínculo fácil con el mercado y la historia reciente da muestras elocuentes de estas tensiones. La época en que los museos eran capaces de existir al amparo de un Estado protector parece no tener regreso y en el mundo se ensayan diversas formas para mantener vigente la institución.

Una verdad incontrastable se mantiene en pie: un museo no puede existir sin recursos y la convivencia de la cultura con el áspero universo de la economía se vuelve obligatoria. La pregunta que surge, entonces, es cómo administrar hoy eficientemente un museo sin que en el proceso pierda su especificidad institucional. Para destronar la dicotomía maniquea y engañosa que signó las últimas décadas (todo Estado versus todo mercado), Mairesse propone una instancia superadora, la lógica del don: dar, recibir, devolver; una tercera vía de intercambio simbólico que tiene la ventaja de alimentar vínculos personales y de ayudar a responsabilizar a los ciudadanos.

El pensamiento de François Mairesse surge de una visión de los museos delicada e incómoda. Pero, ¿no hace falta admitir esta incomodidad para intentar sacar a la institución del callejón sin salida en el que parece haberse instalado de manera crónica? Sin compartir el entusiasmo por la exportación demasiado espectacular de los grandes museos ni adherir plenamente al impulso innovador de los museos comunitarios, este libro nos obliga a repensar el museo tradicional y permite abordar el desafío de la mundialización con lucidez y eficacia. Las múltiples ideas y propuestas de gestión que ofrece lo ubican como una pieza única en la actual discusión sobre el futuro de los museos.